miércoles, 17 de enero de 2007

Ver oír y callar

Ver oír y callar, eso es lo que haces AMIGO. Me miras con cara de comprenderme, me escuchas cuando te confieso mis secretos y no se los cuentas a nadie. Eso es lo que más aprecio de ti.

Gracias por dejar que te abrace cuando lo necesito, por arroparme con tu cuerpo caliente y proporcionarme seguridad y desahogo. Gracias por jugar conmigo cuando me aburro, soportando mis perrerías más crueles y por no enfadarte. Gracias por esas charlas en el jardín tomando el sol, por que aunque no gesticules palabras, es tu mirada la que me habla. Gracias por calentarme los pies mientras duermo en los días de invierno o por servirme de almohada cuando echamos una siesta en el suelo en verano.

Por todo lo que he dicho antes y por más cosas, es a ti, L. que te dedico el post de hoy. ¡Te quiero un montón!

..."Tienes ese don de dar tranquilidad,
de saber escuchar, de envolverme en paz.
Tienes la virtud de hacerme olvidar
el miedo que me da mirar la oscuridad..."

2 comentarios:

Pokhara dijo...

Ay estos animales nuestros que nos dan el cariño que necesitamos sin pedir nada a cambio... :-)

ojosmiel dijo...

sabes, a mi una amiga me dijo q esa frase exactamente era para mi, q yo daba tranquilidad, q sabia escuchar...no es por falta de modestia,pero a veces a una le gusta recordarse q tb hace cosas bien...
un abrazo

Obsequio de mar: